Amando y Disfrutando de Mis Nietos

 

Siempre había escuchado de muchas abuelitas que decían todo el amor que sentían por sus nietos, hace 8 años nació mi primer nieto  Jose Rodrigo,  cinco años después nace mi segunda nieta Ximena yo me sentía feliz de ya ser abuela, aunque no tan afortunada puesto que los dos nietos viven en Guatemala, desafortunadamente no tuve la oportunidad de cambiar pañales, de darles la pachita o incluso hacerles una papilla cuando empezaron a comer,  pero el amor que siento por ellos es increíble, cuando veo sus fotos en FB cuando me hablen por teléfono y cuando mi hijo me cuenta lo que están haciendo mi corazón se expande de pensar que son parte mía,   el amor a distancia entre abuelos y nietos es difícil aunque hay medios sociales que nos da la oportunidad de verlos crecer. Todo esto depende de los padres que quieran cultivar esa relación entre abuelos y nietos.

Hace 23 meses nació mi tercer nieto Benjamín, él vive muy cerca de mí, eso me da la oportunidad de poder disfrutar momentos tan especiales, como estar en el parto cuando nació y verlo como aprende a voltearse en la cama, gatear,  caminar, comer, hacer travesuras y muchísimas cosas que no experimente con mis otros dos nietos,  ya sabemos que en el primer año hay muchísimos cambios y Dios me dio la oportunidad de ver todo eso que no pude ver con mis otros nietos. El amor para todos los nietos es el mismo por más que estén lejos mi corazón se esparce con cada uno de ellos. La única diferencia es que el que está cerca,  lo puedo abrazar besar y que él me conozca para que tengamos una relación más cercana, creo que en donde estemos debemos de tratar de tener un acercamiento con nuestros nietos, ellos son la continuación de nuestra vida y verlos crecer me hace ser muy feliz y afortunada puesto que muchos abuelitos nunca tienen la fortuna de conocerlos.